05/06/2022 01:37 Hs.
entrevistas en ln1
Beto César habló de todo: Su reunión con Alberto, el palazo a los Darín, la política en San Lorenzo y las escuelas sin gas

Antes de iniciar su gira por la Provincia, el actor dialogó con LaNoticia1.com. Aseguró que está "decepcionado" de los políticos pero admitió que al presidente "lo tirotean de todos lados". Contó su pelea con Alejandra Darín y lo mal que la pasaron los actores en pandemia: "Es fácil quedarse en casa con la pancita llena como Ricardo Darin, Francella y Susana". Disparó contra Tinelli y estalló por la falta de calefacción en colegios. "El argentino está enojado y está perdiendo el humor".

A- A A+

 

POR CHRISTIAN THOMSEN HALL

 

Beto César comienza su gira por la provincia de Buenos Aires presentando "Beto César de Papel" un recorrido singular, lleno de emoción y enseñanzas. Según describe, la obra es un relato de su vida, desde la mirada de la comedia pero arrancando desde la frustración: "Es una buena enseñanza de ver el vaso medio lleno". Antes de incursionar por territorio bonaerense, el lugar donde se crió, el actor y humorista conversó con LaNoticia1.com en una entrevista donde -fiel a su estilo- no esquivó ningún tema. Desde Alberto Fernández, los dardos a la familia Darín, San Lorenzo y hasta las escuelas sin gas.

 

- Llevás sobre el lomo una trayectoria de 50 años, estás comenzando una gira por la provincia de Buenos Aires, contame un poco sobre "Beto Cesar de Papel"…

 

Es un show unipersonal, humorístico y nostálgico porque contiene mucha emoción. En la obra yo represento siete papeles, desde mi niñez hasta la actualidad, en donde revelo ‘el cuento que jamás me atreví a contar’. La idea es transitar por un lugar lleno de emoción, donde el actor debe hacer unas pausas y valorar mucho más el texto. Y hacer entrar a la gente en ese lugar. Mi director, René Bertrand, me motivó a animarme a esto y en plena pandemia comenzamos a darle forma. Y dicho por la crítica, salió un trabajo magnífico que se transformó en una obra bisagra en mi profesión.

 

 

- Vas a estar en La Plata, Almirante Brown, Luján, San Isidro, Campana, Vicente López, José C. Paz, Tres de Febrero y Lomas de Zamora. ¿Cómo es el público bonaerense?

 

La gente de la provincia de Buenos Aires es maravillosa. Estamos contentos porque ellos siempre nos vinieron a ver y ahora somos nosotros los que hacemos como un delivery y vamos a verlos en sus barrios. Por redes sociales nos venían preguntando: ‘¿cuándo venís a Morón?, ¿cuándo venís a Ramos Mejía?’. El otro día fui a Glew, al aniversario de un club barrial, y la verdad que la pasé muy bien al recibir el cariño de todos. Me estoy preparando para ir por cada una de las ciudades para presentar mi trabajo, que yo sé que les va a encantar a todos los vecinos de la Provincia de Buenos Aires.

 

- ¿Cómo ves el humor hoy? ¿Es difícil tocar algunos temas como género y política para hacer reír? ¿Cómo lo percibís desde arriba del escenario?

 

Siento que el humor es actualidad. Y la actualidad te lleva a estas cosas que 'no se pueden tocar'. En mi época, por ejemplo, la palabra ‘cáncer’ era muy fuerte y no se podía decir en un escenario. Yo creo que el humor no ofende, el humor es humor: Te reís o no te reís. El argentino siempre fue gracioso y se reía de sí mismo pero hoy en día está muy enojado. Es difícil para un pueblo perder el humor porque los que pierden el humor, fracasan. Tenemos que recuperar el humor. Y sobre todo el humor político, como el que hacían Enrique Pinti, Tato Bores o Pepe Arias, quienes se la jugaron y estuvieron en listas negras. 

 

- En la pandemia te vimos bailar, cocinar, estar en realities… De todo menos actuar. ¿Fue muy difícil para los actores volver a encontrar lugar en el medio?

 

Los actores no tenemos cabida en la televisión, no hay ficciones y todos tuvieron que reinventarse. Mientras estuvimos encerrados hice un programa de radio muy divertido, aunque con tantos muertos y tantas malas noticias, fue difícil hacer humor. Si todo el sistema de entretenimiento ya estaba mal, dos años sin actividad provocaron daños terribles. Yo estuve en un programa de cocina y la pasé bien pero si habría tenido un laburo de actor, jamás hubiera estado cocinando. En la tele estamos viendo actrices y actores como panelistas y eso se debe a que no hay trabajo en la televisión.   

 

 

- Cuando era más joven recuerdo la locura que fue ‘Café Fashion’, una cita obligada en la televisión para ver con amigos. Nunca se volvió a ver algo parecido…  

 

Es que si te ponés a pensar, en la televisión no hay programas de humor desde hace muchísimo tiempo. El último programa de humor, con sketches y demás, fue ‘Poné a Francella’ que se emitía por Telefé hace 22 años. En este momento la televisión es como un pelotudeo de juegos. Y como no tienen rating llevan a famosos. Y precisamente esas figuras aparecen en televisión haciendo cualquier cosa menos su trabajo, que es actuar. Hoy el actor no actúa, la bailarina no baila. Tampoco hay un solo show musical en televisión. La televisión termina siendo un poco el reflejo de nuestra sociedad. 

 

- En la pandemia fuiste noticia por la carta que le mandaste al presidente y posteriormente por la reunión que mantuviste con Alberto Fernández…

 

Sí. Todo eso surgió luego de que el 1 de Mayo en 2020 la presidenta de la Asociación Argentina de Actores, la señora Alejandra Darín -la cual no me representa-, fue recibida por el presidente y salió de la reunión diciendo que ‘los actores no éramos esenciales’. Así nos condenó a estar encerrados y quedarnos en nuestras casas. Para Ricardo Darín, Susana Giménez o Guillermo Francella, no había problema. Pero con los que vivían al día, ¿qué pasó? Es muy fácil teniendo la pancita llena decirle a los otros: ‘vos no vas a laburar’. En ese período los actores hicieron lo que pudieron para sobrevivir. 

 

 

- Pero vos finalmente tuviste una reunión con el presidente. ¿Cómo se fue gestando eso? ¿Y qué pasó durante ese encuentro? 

 

Yo había hecho un comentario irónico por Twitter luego porque el presidente no respondía mis cartar pero recibió a Florencia Peña. Fue ahí cuando se contactó y se ofreció para reunirnos. Así fue que nos juntamos y la verdad, conocí a una persona que me escuchó y me dio una gran mano. Yo no era alguien que llevaba el relato de un problema, sino que llevaba una solución y ahora estamos detrás de eso. Mi propuesta es hacer un programa ómnibus con las plataformas del Estado donde le demos trabajo a actores, cantantes y bailarines. Ya tuvimos reuniones y estamos trabajando en eso. 

 

- El presidente hoy se encuentra muy cuestionado por su propio espacio y por la oposición, que hasta lo comparan con De la Rúa. ¿Vos cómo notás que está Alberto? 

 

Yo quiero aclarar que en política no estoy ni de un lado ni del otro. Y además estoy bastante decepcionado de los políticos. Lo que pasa que cuando uno está en un cargo así, tan importante, donde tenés una responsabilidad inmensa, es difícil dejar conformes a todos. Yo me metí en la política de San Lorenzo, y en las últimas elecciones donde Tinelli ganó por el 82%, me putearon a colores. Me cuestionaron mi sentido de pertenencia, dudaron de mí, se metieron con mi familia. Fue terrible. Y ahí lo tenés a Tinelli, que en menos de dos años, uno entero se lo tomó de licencia y encima ya renunció. 

 

 

- Por lo que me contás, en Olivos propusiste una solución para los actores y fuiste escuchado. ¿Pensás que le pegan demasiado al presidente? 

 

Reitero que no pertenezco a ninguna franja política. Pero escucho las barbaridades que le dicen, que son muy ofensivas, y yo no se las diría ni a mi peor enemigo. Hoy a través de las redes sociales, cualquier persona -y hasta cualquier político-, dicen barbaridades y no tienen consciencia. Yo no quisiera estar en los zapatos de él porque la presión es terrible. Y además creemos que el presidente tiene todo el poder y no es así. Para mí, Alberto está en medio de un barco donde lo tirotean de todos lados. Merecería mayor ayuda por parte de todos. Pero bueno, es difícil porque la gente está muy enojada. 

 

 

- En muchos de los municipios bonaerenses donde vas a ofrecer tu show hay escuelas que suspendieron las clases porque no tienen gas. ¿Qué opinás de esto?     

 

Yo estudié en la Provincia de Buenos Aires. Iba a la escuela N°50 de José León Suárez  y recuerdo que en cuarto grado teníamos un aula de chapas donde pasábamos mucho frío. Obviamente no había gas por aquella época. Pero no puedo entender como en 2022, en una Provincia que recibe la mayor parte de ayuda de la Nación, todavía haya escuelas sin calefacción. Los chicos vienen de dos años en los que les han prohibido ir a la escuela. Y ahora ven cómo se suspenden las clases por el frío. Los chicos bonaerenses han pasado por todo. Y es horrible que sigan ocurriendo estas cosas. 

 

- Por último, ¿contanos por qué la gente tiene que ir a ver ‘Beto César de Papel’? ¿Con qué se van a encontrar los espectadores?

 

La gente tiene que venir a ver esta obra porque cuento una historia que puede ser la tuya o la de cualquiera que puede estar sentado ahí en la platea del teatro. Todas las personas que la vean se van a sentir identificadas. Y además, algo que es muy importante: las entradas están muy pero muy cerca del bolsillo de la gente, eso fue por lo primero que me preocupé. Así que los espero a todos. Espero que se llenen todos los teatros. Y yo los invito, no solamente a que vengan a verme a mí, sino a que vayan a ver cualquier espectáculo, porque el teatro es el único lugar donde van a encontrar artistas.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Beto César conversó mano a mano con LaNoticia1.com.