27/06/2022 10:02 Hs.
En 2020 usurpó una casa en Cariló y la adornó con cuadros de Cristina, ahora hizo una fiesta en Mar del Plata y murió un invitado

El empresario tiene 51 años. Hace dos años había sido noticia por ser uno de los principales sospechosos de usurpar una exclusiva vivienda en Cariló y llenarla con cuadros de Cristina Fernández. Ahora fue el anfitrión de una fiesta en Mar del Plata donde un anfitrión murió asesinado de cuatro balazos. Sus vínculos con Rudy Ulloa, el polémico ex chofer de Néstor Kirchner.

A- A A+

Mauricio Ríos es uno de los personajes más polémicos de la provincia de Buenos Aires durante los últimos años. El empresario de 51 años se hizo conocido en 2020 al quedar imputado por la usurpación de una casa en Cariló y adornar el inmueble con cuadros de Néstor y Cristina Kirchner. Ahora se supo que fue quien organizó un cumpleaños en Mar del Plata en el que un invitado resultó asesinado a tiros.

En enero de 2020, Ríos había sido uno de los acusados por usurpar una casa de Cariló. El fiscal de la causa solicitó a la Justicia que se restituya el inmueble recién once meses después, tras el efecto mediático generado por el desalojo de la mega toma en Guernica. Durante el operativo de desalojo llevado a cabo en esa localidad balnearia de Pinamar, ninguno de los usurpadores quedó detenido.

Lo más curioso fue que los usurpadores de la exclusiva vivienda hacían fiestas en plena cuarentena estricta y habían colgado un cuadro en el living con una foto de Cristina Fernández y Néstor Kirchner. Los investigadores también hallaron una impresionante bodega con vinos y champagne. El caso generó tal revuelo en la región que hasta el propio Intendente de Pinamar, Martín Yeza, pidió "la suspensión del fiscal".

Luego de lo que fue ese escándalo, ahora el controvertido empresario quedó envuelto en una causa de asesinato. Todo se destapó cuando en las últimas horas se dio a conocer el caso de un hombre de 44 años que fue asesinado a tiros durante una fiesta privada en un balneario de Mar del Plata. La Policía reveló al diario Clarín que el anfitrión que celebró su cumpleaños número 51 se trataba de Mauricio Ríos.

Fuentes oficiales y de seguridad confirmaron que Ríos es el hombre que organizó el trágico festejo en el balneario Horizonte Club de Playa con poco más de 200 invitados. El festejo tuvo un trágico final: alrededor de las 4 de la madrugada, un hombre agredió a uno de los invitados y mató de cuatro balazos a otro. Según trascendió, la víctima fatal fue identificada como Maximiliano Rihl, de 44 años.

De acuerdo a lo que informaron medios de Mar del Plata, Mauricio Ríos es oriundo de la "ciudad feliz" y tiene una seña particular: las cadenas de oro que cuelgan de su cuello. Según publicó el diario La Nación, además de estar implicado como principal sospechoso de la usurpación de la casa de Cariló, Ríos está sospechado de ser testaferro de Rudy Ulloa, un exchofer de Néstor Kirchner devenido en millonario.

Durante 2014, Ulloa se desprendió de una empresa. Según consta en el aviso Ley 11.867, cedió y transfirió el fondo de comercio del "Súper Comunitario" a Ríos. La entonces titular de la CC-ARI de Santa Cruz, Mariana Zuvic, denunció que el nuevo propietario era un “testaferro de Rudy”. En el 2016, el municipio marplatense clausuró el restaurante "Lo de Mauri", un negocio que -según medios locales- sería de Ríos.

Tiempo atrás se publicó que Ríos también explotaba uno de los balnearios más lujosos de Mar del Plata, Abracadabra. Un emprendimiento que estaba vinculado a la sociedad Playas de Faro SA. Durante 2019 y parte de 2020 hubo denuncias hacia la firma del balneario por "irregularidades en las contrataciones" y "fuerte atraso en los pagos de los guardavidas" que estaban en la selecta playa marplatense.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.