19/09/2022 20:22 Hs.
conflicto en AUBASA
"El Gobierno repudia el odio pero tiene a un funcionario que genera terror en una empresa estatal de la Provincia"

Así lo aseguró Noelia Laurenti, Secretaria de prensa del Sindicato de Peajes que responde a Facundo Moyano. La vocera del gremio apuntó contra Ricardo Lissalde, el exdiputado provincial massista que está a cargo de AUBASA. Denunció que el actual funcionario de Axel Kicillof “persigue” a los afiliados y “amenaza con despedir” a quienes intenten vincularse al sindicato.

A- A A+

El Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (SUTPA), gremio referenciado en Facundo Moyano, lanzó medidas de fuerza denunciando “aprietes, amenazas y despidos” por parte de Ricardo Lissalde, actual titular de la empresa estatal bonaerense AUBASA. El gobierno de Axel Kicillof, a través del Ministerio de Trabajo bonaerense, dictó la conciliación obligatoria pero el gremio no la acató y exigió la renuncia del ex diputado massista. En ese marco, llevan adelante una medida de fuerza por tiempo indeterminado que incluye levantamiento de barreras en todas las estaciones de peaje de AUBASA y leyendas en los carteles luminosos -destinados para la seguridad vial- donde se advierte: “Fuera Lissalde”.

En diálogo con LaNoticia1.com, la Secretaria de prensa de SUTPBA, Noelia Laurenti, explicó que el paro se debe a la “falta de diálogo de Lissalde con el gremio”. “Quiere implementar la tecnología a través de la colocación arbitraria de antenas en las vías de todas las estaciones de AUBASA Y el SVIA (Sistema Vial Integrado del Atlántico), sin tener en cuenta al trabajador y un adecuado proceso para proyectar esa implementación sin afectar la dotación del personal. Además, no está cumpliendo con el acuerdo paritario donde se estableció la creación de una mesa bipartita, para que el sindicato y la empresa trabajen en conjunto para la aplicación de la tecnología y reconversión laboral”, indicó. 

 

Según contó Laurenti, “ese trabajo conjunto se está llevando adelante en todas las empresas de la actividad: AUSOL, Autopista del Oeste y Corredores Viales. Sin embargo, AUBASA es la única empresa que cerró todo tipo de diálogo y quiso colocar las antenas intempestivamente sin ningún tipo de previsión ni proyecto para llevar a cabo la reconversión laboral”. En ese marco, y dadas las exigencias de SUTPA, la gremialista denunció que la administración de Lissalde comenzó a “perseguir” a los afiliados. “Incluso hubo gerentes, jefes y coordinadores que, aún no estando enrolados al sindicato, tuvieron predisposición de trabajar en conjunto y ahora la empresa comenzó a perseguirlos”, contó. 

“Ellos comenzaron a ser perseguidos y a sufrir acoso laboral por parte de la compañía. Primero les cambiaron los horarios de trabajo y después les advirtieron que toda persona que tratara con el sindicato iba a ser despedida”, alertó la Licenciada en Comunicación Social. “Esta medida, que había comenzado con amenazas y cambios en los días y horarios de trabajo, terminó con el despido del gerente de sistemas, César Di Lorenzo, que era una persona que si bien no estaba afiliada, tenía buen diálogo con el gremio. Esta persona sabía que no se podía incorporar la tecnología sin capacitar previamente al personal y por ese razonamiento lo terminaron echando”, lamentó la gremialista ante nuestros micrófonos.

Consultada sobre los motivos que llevaron a este enfrentamiento tan duro, Laurenti resaltó que “el conflicto explotó cuando el vicepresidente de la empresa, Federico Vismara, reconoció que ellos no buscaban ninguna previsibilidad, sino que simplemente querían instalar las antenas porque en un año ya se iban, dando a entender que ocupan una gestión política”. “Esto es un descalabro total, sin tener la menor consideración por nuestra actividad”, sentenció la mujer. Posteriormente se refirió a la conciliación obligatoria que no fue acatada por el gremio: “Es cierto que fue dictada por el Ministerio de Trabajo pero no la aceptamos porque entendemos que es la única forma de visibilizar el conflicto”, justificó. 

Y agregó: “Cuando empezamos a hablar con trabajadores que no están afiliados a nuestro sindicato nos encontramos con que ellos también recibieron amenazas directas por parte de la empresa, siempre relacionadas a despidos y a dejarlos sin trabajo si se vinculan al gremio. El gobierno habla de repudiar los discursos de odio y tenemos un funcionario de este gobierno que está generando terror y autoritarismo dentro de una empresa del Estado. Por eso estamos hablando con trabajadores de la empresa que se animaron a hablar y, paradójicamente, se acercaron empleados de otras actividades que quisieron alzar su voz porque padecieron a Ricardo Lissalde en otros lugares de trabajo”. 

En el tramo final de la entrevista, Laurenti respondió a las leyendas contra Lissalde que aparecieron en los carteles luminosos de las autopistas que controla AUBASA, letreros que en realidad están destinados a informar sobre el tránsito para garantizar la seguridad vial en esas arterias. “Con respecto a los carteles, nosotros jamás dejamos de cubrir una emergencia vial. Si bien es cierto que nosotros paramos el servicio, todo lo que refiere a la emergencia de seguridad vial y monitoreo de accidentes lo seguimos haciendo. Los carteles son comunicativos y no quitaremos la emergencia bajo ningún punto de vista porque la seguridad vial está por encima de todo”, concluyó la sindicalista.  

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Noelia Laurenti dialogó con LaNoticia1.com.

Funcionarios relacionados

Ex Diputado Provincial
Buenos Aires, 7° Sección