01/06/2021 12:32 Hs.
información exclusiva
El tratamiento con Células Madre que Ginés rechazó en 2020 y que salva pacientes con Covid

"Una medida nefasta que se hizo para jodernos terminó favoreciendo al mundo y atrasando a nuestro país", dijo el reconocido médico nicoleño Roberto Fernández Viña. El profesional dialogó con LaNoticia1.com tras el fallecimiento de un paciente de 56 años al que se le autorizó de urgencia el tratamiento compasivo con consentimiento de su familia. En el primer año de pandemia propusieron al Gobierno crear un banco para tratamientos con Células Madre que fue rechazado por Gines González Garcia y que hizo que la experiencia sea desarrollada en Estados Unidos y Europa. Hoy esas terapias para pacientes graves tienen una efectividad del 90%.

A- A A+

 

Roberto Fernández Viña no ahorró calificativos para la situación que vive el país respecto a la condena a la que somete a la población que, a un año y medio de tránsito por la pandemia, no cuenta con testeos masivos y la precaución de la consulta precoz para contrarrestar la gravedad con la que se desata el virus cuando los pulmones ya no responden. Desde su clínica en San Nicolás, trabaja junto a su equipo con tratamientos para distintos tipos de patologías. Si bien su trabajo de investigación ofrece resultados desde el año 2002, el profesional reveló un episodio hasta hoy desconocido en una batalla que emprendió para que el gobierno comprenda la imporancia de su implementación y desarrollo. González García es también oriundo de su ciudad y suma con esta revelación un nuevo capítulo a los hechos de ribetes escandalosos que precipitaron su salida de la cartera sanitaria.

 

 

LAS "CELULAS MADRE" DE TODAS LAS BATALLAS

 

El  tratamiento llevado a cabo con Células Madre, que arrojó una asombrosa eficacia en más del 90 por ciento en pacientes graves con coronavirus, fue rechazado en 2020 por el Ministro de Salud. Así lo reveló a LaNoticia1.com el Dr. Roberto Fernández Viña, un prestigioso investigador que se vio obligado a desarrollar su proyecto en el exterior. Por su sensacional resultado, en la actualidad este método terapéutico es de uso frecuente en Estados Unidos y distintos países de Europa. Esto permitió salvar la vida de miles de pacientes críticos infectados con Covid-19. “Una medida que se hizo para jodernos terminó beneficiando a todo el mundo menos a la Argentina. La actitud nefasta del Gobierno provocó un gran retraso en nuestro país”, disparó.

 

En una entrevista exclusiva con LaNoticia1.com, Fernández Viña detalló en qué consiste este procedimiento: “Las Células Madre se extraen con una pequeña punción de la médula, de la grasa y de los cordones umbilicales. Y se utilizan para regenerar órganos y tejidos pero principalmente, para salvar vidas. En 2002 hicimos el primer ensayo y los resultados fueron muy exitosos”. De esta manera, la Fundación que conduce se convirtió en pionera mundial en tratamientos con Células Madre en diabetes, EPOC, ELA, insuficiencia cardíaca y autismo. Con la llegada del Covid-19 a nuestro país, el investigador que encabeza una ONG dedicada a la investigación científica y la asistencia médica de pacientes sin recursos, intentó aplicar la técnica en pacientes graves con coronavirus. Sin embargo, desde el Gobierno no se lo permitieron. En este contexto, el profesional reveló ante nuestros micrófonos una historia desconocida para la mayoría de los argentinos.

 

 

GINÉS YA SE HABÍA OPUESTO CUANDO FUE MINISTRO DE CRISTINA
 

“En su momento el gobierno nacional, estando el ministro Ginés González García a cargo del Ministerio de Salud durante el primer gobierno de Cristina Kirchner, prohibió la utilización de este tipo de tratamientos en Argentina”, recordó Fernández Viña. Y en ese sentido, precisó: “Mucha gente que estaba trabajando en este procedimiento tuvo que continuar sus investigaciones en el exterior. Esto realmente ha sido un desastre y nos produjo un retraso infernal. Gracias a esa negativa, nosotros tuvimos que salir de Argentina y empezar a elaborar los protocolos de investigación en distintos países como España, Francia, Indonesia, China, Panamá, Salvador y Estados Unidos. Fue así que la ciudad bonaerense de San Nicolás le abrió la puerta al mundo a todo lo que tiene que ver con la terapia celular. En definitiva, una medida que se hizo para jodernos, terminó favoreciendo y desarrollando a todo el planeta. Y provocando un retraso increíble en nuestro país”. 

 

A diferencia de Argentina, que jamás se mostró interesada en nuestro proyecto, desde el extranjero constantemente nos invitaban a trabajar con ellos. Con mi equipo a China fuimos 12 veces y a Indonesia viajamos en 15 oportunidades. También hemos estado trabajando en países como la India, Francia, Perú, Panamá, El Salvador y Brasil, por mencionarte algunos”, explicó el científico. Y subrayó: “Los tratamientos contra el ELA que son 100% nuestros y cuyos protocolos los hemos ideado junto a especialistas de España, los hemos llevado a las universidades de Chicago y también tuvieron excelentes resultados”. Con la llegada de la pandemia, su hijo Matías Fernández Viña empezó a trabajar con las células de la grasa y de cordones umbilicales para destinarlas a pacientes con Covid. “Quedó comprobado que esta técnica disminuye la inflamación y favorece la regeneración de pulmón en pacientes que padecieron una neumonía grave”, detalló. 

 

UN DESACIERTO MÁS GRAVE QUE CUALQUIER ESCÁNDALO

 

“Con la llegada del coronavirus a nuestro país en 2020, nosotros quisimos traer esta técnica a la Argentina pero lamentablemente Ginés tampoco nos dio pelota. De esta forma no pudimos rescatar a ningún paciente”, lamentó Roberto Fernández Viña. El científico aseguró que este procedimiento “cura el Covid-19” y en ese marco, explicó: “El primer trabajo se hizo en Estados Unidos y de unos 100 pacientes que se iban a morir por coronavirus, el 99% se recuperó”. El especialista confirmó que hasta el momento, “en Argentina no pudimos hacer ningún tratamiento”. “El año pasado y pese a la negativa del Gobierno, intentamos traer unas células de Colombia a la Argentina. Las tuvieron paradas en la Aduana dos días porque faltaba esto y faltaba lo otro. Y al cortarse la cadena de frío, se murieron. En consecuencia, el tratamiento no se pudo hacer”, contó el médico, quien confesó que con Ginés nunca recibió “un buen trato” pese a que el exministro también es nicoleño. 

 


 

“Luego de ese episodio en la Aduana, el año pasado volvimos a tener una experiencia nefasta cuando quisimos traer células a nuestro país en forma generalizada con el objetivo de contar con un banco propio en la Argentina y no andar pidiéndole a Estados Unidos. Pero la respuesta de Ginés siguió siendo la misma”, señaló Fernández Viña. El médico bonaerense aclaró que todas las veces que intentaron motorizar el tratamiento en nuestro país fueron con la intención de salvar a pacientes que estaban en estado crítico. “Acá no intervenía ninguna obra social y el Gobierno no tenía que poner un peso. Todo lo habíamos conseguido nosotros y lo estábamos haciendo por una cuestión solidaria. Nadie ganaba un peso en esto”, dejó en claro el científico. Sin dudas, este es un tema que podría despertar polémica sobre el exministro que renunció en febrero de este año por el escándalo del vacunatorio VIP, que involucró a su yerno, su sobrino y tres amigos. 

 

Una de las explicaciones que encuentra Fernández Viña a los constantes rechazos del gobierno argentino a su proyecto -que paradójicamente ya es una realidad en otras partes del mundo y se convirtió en una técnica habitual en los países más desarrollados- es el conflicto que podría ocasionarse entre las farmacéuticas y la administración de Alberto Fernández. “Este tratamiento de Células Madre desató muchos conflictos de intereses y ocasionó un feroz rechazo por parte de la industria farmacéutica. Lógicamente, desde estos sectores se rehúsan al avance de este tipo de tratamientos ante el riesgo que significa poder llegar a perder dinero. Es que si un paciente con diabetes, por ejemplo, se somete a esta técnica, se convierte en una persona a quien no podrán venderle más medicamentos e insulina”, indicó el especialista, quien expresó: “Todos sabemos que lo peor que le puede pasar a una farmacia es que los pacientes mejoren su salud”. 

 

 

UN TRÁGICO CASO ABRIÓ UNA PUERTA DE ESPERANZA AL FUTURO

 

En los últimos días se conoció que el Dr Fernández Viña finalmente había logrado la autorización para traer células del exterior a nuestro país para ayudar a un paciente de una ciudad vecina a la suya que se encontraba grave por un severo cuadro de coronavirus. Sin embargo, el paciente falleció de un paro cardíaco producto de una neumonía. “Gracias a la ayuda de un contacto de San Nicolás en la ANMAT habíamos logrado armar la estructura como para traer las células pero lamentablemente el chico murió antes de que llegaran. Pese a la dolorosa noticia, con este antecedente al menos nos quedó abierto un camino para otros casos. Nuestra idea es que todo aquel paciente que lo necesite, pueda pedir las células desde Estados Unidos y las mismas puedan ser implantadas acá en la Argentina”, concluyó el científico, quien remarcó que para el coronavirus, los tratamientos con células extraídas de cordón umbilical “son altamente superiores” a cualquier terapia con corticoides o suero equino.  

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Roberto Fernández Viña dialogó con LaNoticia1.com.

Funcionarios relacionados

Ex Ministro de Salud
El País