01/09/2021 12:26 Hs.
entrevistas en ln1
Fue policía bonaerense, ahora es precandidata a senadora y propone el regreso del servicio militar en la Provincia

Virginia Sosa es de Mar del Plata y encabeza la boleta del Partido Conservador. Quiere llegar a la Legislatura para defender los derechos de los policías y "recuperar los valores perdidos". En 2014 fue apartada de la fuerza por Scioli tras encadenarse en la Catedral. Ahora repudia que Kicillof expulse a más de 2 mil efectivos por las protestas del año pasado. Dice que la Provincia "lava dinero" con el ploteo de las patrullas y que "nadie se acuerda de las mujeres policías que mueren por el gatillo fácil de los delincuentes". "Para este Gobierno si tenés uniforme dejás de ser una mujer", disparó. 

A- A A+

Virginia Luján Sosa es precandidata a senadora bonaerense del Partido Conservador, una de las 22 listas que competirán durante las PASO en la Quinta Sección electoral. La periodista oriunda de Mar del Plata integró las filas de la Policía Bonaerense hasta el 2014, año en que fue cesanteada por la administración de Daniel Scioli tras reclamar mejores condiciones laborales dentro de la fuerza. La "Rusita" -como la llaman- fue una de las caras visibles de la protesta policial en la ciudad balnearia y hasta llegó a encadenarse junto a dos policías más en las rejas de la Catedral local. A pesar de ser blanco de sanciones a modo de ejemplo para el resto del personal policial, hoy son miles los efectivos que la siguen por por las redes sociales donde logró forjar una fuerte presencia. La ex oficial fue destacada por organismos internacionales de Derechos Humanos y es reconocida gracias a su incansable defensa por la Familia Azul. 

Fuiste Policía Bonaerense, te cesantearon y hoy tenés miles de seguidores por seguir reclamando fuera de la fuerza. Contános quién sos. 

Empecé esta lucha estando dentro de las filas bonaerenses cuando comencé a reclamar por las falencias dentro de las patas mecánica, humana y jurídica. Mecánica porque no estabamos equipados con chalecos antibalas y no teníamos los móviles en condiciones; Jurídica porque la Justicia, como ocurre hasta el día de hoy, se desentiende del policía. Y humana porque los jefes de la policía en vez de abrazarme decidieron hacerme un sumario que concluyó en una cesantía en 2014, cuando quedé apartada de la fuerza. No por eso dejé de seguir luchando sino que fue todo lo contrario. En los últimos años fui premiada por distintas organizaciones internaciones de Derechos Humanos. Todo lo contrario a lo que ocurre en mi país, donde parte de la política me degradó como trabajadora y hasta por mi condición de mujer. 

Desde hace tiempo hacés radio y estás involucrada en el mundo del periodismo. ¿Por qué ahora decidiste volcarte a la política?

Hace poco trascendió el video de una docente de La Matanza que en vez de educar a los jóvenes para nuestro futuro, lo único que estaba haciendo era atacar a los alumnos que pensaban distinto a ella. Así como sufrieron esos chicos en esa aula, así estamos sufriendo la gente de bien, el pueblo trabajador. También pudimos ver como han premiado a 5 mil delincuentes otorgándole la excarcelación con la excusa de la pandemia. La verdad es que los valores de este país están invertidos. Y fue así como desde el Partido Conservador me llamaron y me dijeron: 'Siempre luchaste fuera de la cancha, ahora te necesitamos jugando adentro para cambiar esta realidad'. Por todo esto decidí aceptar, a animarme a meterme en política. Y ahora estoy trabajando junto a todo mi equipo, preparándonos para las PASO del 12 de septiembre. 

Te echaron de la Policía en 2014 por protestar durante el gobierno de Scioli. Algo parecido a lo que pasó con los más de 2 mil cesanteados por el gobierno de Kicillof por manifestarse en 2020...

Desde aquella vez que reclamé y me expulsaron de la fuerza, hasta el día de hoy, nada ha cambiado en la Policía Bonaerense. A la democracia la dejaron a un costado y en penitencia. Si vos pensás diferente al Gobierno, te avasayan tus derechos, tus pensamientos, a punto tal que te someten al límite de que no tenés que decir nada para que no te pase nada. Tras las protestas de la Policía Bonaerense del año pasado, más de 2 mil familias quedaron en la calle, sin obra social y como fue en mi caso, tratando de salir adelante con sus hijos para llegar a fin de mes. Todo esto ocurre pese a que el Gobierno se llena la boca hablando de una 'policía democratizada' o de 'la nueva policía', cuando en realidad ocurre todo lo contrario. Hoy la Policía cobra 120 pesos la hora y debe cumplor reglas arcaicas: 'Se hace lo que yo te digo o ahí tenés la puerta'. 

Los policías no corren con las mismas ventajas que otros trabajadores sindicalizados, como es el caso de los docentes con Baradel... 

Baradel es un impresentable y los docentes no se sienten representados por él. A Baradel no le interesa lo que le pasa en la educación, solamente es un puntero político del Gobierno. Por algo desde que está este Gobierno se encuentra en silencio y no dice nada, pese a todos los problemas registrados en el ámbito escolar desde la llegada de la pandemia. Se habló mucho de las muertes por Covid pero hay un dato que muy pocos saben, también hubo muchísimos suicidos de chicos adolescentes. Pero de eso no se habló, se tapó. Por eso estoy en condiciones de decir que Baradel es un asesino silencioso porque él lo que hizo fue matar al futuro. Y lo está haciendo desde hace mucho tiempo. 

Este Gobierno se jacta de ser un defensor de los derechos de las mujeres. ¿Cuál es la situación de las mujeres que están dentro de la Policía Bonaerense?

Para este Gobierno si tenés uniforme dejás de ser una mujer y dejás de ser una madre. Son tan hipócritas que a cada hijo de policía de la Provincia de Buenos Aires no le pagan el salario familiar como debería ser. Hoy a un Policía Bonaerense le pagan por cada hijo apenas 130 pesos. Y sin contarte la miseria que se cobra por escolaridad, que muchos ni siquiera lo cobran por rendirse al ser un trámite muy burocrático. Dentro de los más de 2 mil policías cesanteados por el Gobierno de Kicillof había muchas mujeres madres que son único sostén de familia. Acá lo que quedó en claro es que si portás un uniforme o representása los trabajadores uniformados no contás con derechos. Este Gobierno defiende a Florencia Peña pero ataca a las mujeres policías que reclaman por sus derechos. 

Sos vecina de un lugar como Mar del Plata que registra uno de los mayores índices de desempleo en todo el país. ¿Cuál es la situación de la Ciudad?

La pobreza que hay en Mar del Plata es tremenda. Junto con mi equipo estamos recorriendo los distintos barrios y nos encontramos con situaciones terribles, similares o peores a lo que es El Impenetrable. Hoy en la ciudad hay miles de vecinos que no cuentan con luz, con agua potable ni con cloacas. Por todo eso están oscuras, no se pueden bañar y no viven en condiciones mínimamente dignas. Y por si fuera poco, cada vez más gente va a comer al basural. Me refiero a vecinos que consumen alimentos vencidos que transportan los camiones de supermercados y arrojan en el basurero. Esa imagen genera mucha angustia porque se pueden ver madres junto a sus hijos esperando rescatar algunos de los desechos de los camiones. 

 

Aspirás a ser senadora bonaernese, un cargo similar al que ocupó Sergio Berni antes de asumir como Ministro de Seguridad provincial. ¿Qué opinás de su gestión?

De Berni lo que puedo decir es que me parece vergonzosa e infantil la pelea que mantiene con la Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic. Yo creo que ninguno de los dos representan la cartera de seguridad. Ellos creen que la inseguridad es una sensación cuando, hoy por hoy, la realidad es 'sálvese quien pueda'. Hoy ya existen muchos niños de 10 años de edad que ya salen a delinquir. Y a eso se le suma el flagelo de la droga, que cada vez  gana más terreno en la calle. Es tremendo el narcomenudeo en la ciudad de Mar del Plata y acá nadie investiga nada, es todo un viva la pepa. Hay todo un halo de corrupción que desemboca en violencia e inseguridad. En la Provincia hay trata de personas y hasta menores de edad involucrados. Pero estamos acostumbrados a que jueces, fiscales y políticos tapen todo. Esto genera mucha tristeza. 

Llamó la atención que una de tus principales propuestas sea el regreso del servicio militar para los jóvenes, un tema que genera mucha polémica...

Sí, esto es una propuesta firme. Y está basada en una consulta popular que hicimos distintos puntos de la Provincia cuyo resultado fue increíble, con una gran cantidad de personas que apoyaron esta iniciativa. Muchos políticos me van a venir a decir que el servicio militar no sirve. Y yo le pregunto a esas personas: ¿Qué resultados dieron todas las políticas implementadas para combatir el narcotráfico entre los jóvenes?. Y el resultado es: ninguno. Por eso es necesario el urgente regreso del servicio militar para aquellos jóvenes que no estudian ni trabajan, y que tienen a sus padres en una situación delicada por droga o delincuencia. Nosotros como Estado nos tenemos que hacer cargo de esos jóvenes porque si no lo hacemos, les estamos matando su futuro. Hay muchos niños que tienen a sus padres detenidos, o que están en el mundo de la droga y no los mandan al colegio. De esos niños tenemos que hacernos cargo nosotros.   

¿Por qué todos los gobernadores bonaerenses tienen la obsesión de  gastar millones de pesos para plotear los patrulleros de la Bonaerense con sus colores de gestión? ¿No se puede proponer un modelo único que trascienda cualquier Gobierno? 

Sí, y lo vamos a porponer. La Policía no es de un gobierno de turno, es del pueblo. Y lo dice bien claro la Constitución nacional. Yo me pregunto: ¿Quiénes son los gobernadores para venir a cambiar el color de los patrulleros? Esta es una metodología que ya implementaron tres gestiones: La de Daniel Scioli, la de María Eugenia Vidal y ahora la de Axel Kicillof. Si seguimos así, mañana va a venir otro y se le va a ocurrir pintar los patrulleros de color violeta. Todo eso no corresponde. El móvil tiene que tener los colores azul y blanco como fue siempre, gobierne quien gobierne. Lo de plotear los patrulleros no es más que un lavado de dinero. Y ese dinero que gastan podría utilizarse para mejorar los sueldos o para el mantenimiento de los móviles, que muchos circulan con las cubiertas destruidas que se le ven los alambres. Lo que hacen en la Policía Bonaerense es una vergüenza.

En Mar del Plata hubo hace pocos días una marcha contra la violencia institucional. ¿Qué nos podés contar sobre eso? 

El viernes pasado tuvimos la marcha del gatillo fácil. Yo a esos manifestantes siempre los invito a debatir pero ellos no se quieren sentar conmigo. En nuestra Provincia hay muchas mujeres policías que fueron asesinadas por el gatillo fácil de los delincuentes pero nadie habla de ellas. Y cuando hago este tipo de planteos con toda la información necesaria, lo único que recibo son insultos y agresiones. No podemos seguir angelando al delincuente. En este país siempre se defiende al victimario y se abandona a la víctima. Siempre hay reducción de penas por Covid, por buen comprotamiento o por lo que sea. Cuando en realidad el delincuente debería cumplir toda su condena. Queremos ponerle fin a la puerta giratoria. Pero lamentablemente jueces y fiscales interpretan el Código Procesal Penal como ellos quieren. Nosotros vamos a luchar por recuperar los valores.   

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Virginia Luján Sosa dialogó con LaNoticia1.com.