02/05/2021 12:56 Hs.
Nordelta, barrio de escándalos: Tras la picada de dos Ferrari, ahora hubo fiesta clandestina e increparon a la Policía

El exclusivo complejo de Tigre, donde reside gente de una clase socioeconómica muy determinada de la Provincia, volvió a quedar en el centro de la polémica. Un vecino del selecto barrio privado hizo una fiesta clandestina, lo denunciaron y terminó increpando a la Policía. Esta semana otro residente desató un escándalo al correr una picada con dos Ferrari poniendo en riesgo a los vecinos. Un repaso por los casos más bochornosos de los últimos tiempos. 

A- A A+

Nordelta volvió a dar la nota. Esta vez con la realización de una fiesta clandestina con más de 70 personas que fue denunciada por un vecino de Víctor César Chirico, el anfitrión de la convocatoria prohibida por diferentes decretos nacionales y provinciales. Lo insólito del caso es que el propietario increpó a los efectivos policiales de la Superintendencia de Seguridad Región Norte I que concurrieron al lugar ante la denuncia.

"Dígame su nombre y apellido porque usted entró en forma incorrecta. ¿Dígame cómo se llama? Usted está siendo filmado por una prueba en una futura causa". Así fue la interpelación del hombre que reside en el exclusivo barrio privado Yacht, donde este sábado se realizaba la fiesta ilegal. "Voy a hacer una denuncia", termina amenazando quien incumplía el DNU con el que se busca mitigar la segunda ola de coronavirus en Argentina.

Chirico incluso amenazó a los efectivos policiales con una "causa penal" por haber ingresado a su propiedad, lo que ningún policía hizo, y por haber accedido al barrio privado mientras cometía el delito. Finalmente, el sujeto fue notificado de las diferentes infracciones cometidas y la causa quedó a cargo del Juzgado Federal de la Dra. Dores. Toda la secuencia quedó grabada en un video que se hizo viral en las redes. 

Este no es el primer escándalo que tiene lugar en Nordelta, donde reside la gente más poderosa de la Provincia. Esta semana también se conoció el caso de dos hombres que temerariamente manejaron sus Ferarri a toda velocidad poniendo en riesgo a todos sus vecinos. La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) pidió suspender sus licencias de conducir tras el video que ellos mismos publciaron. 

Los conductores fueron identificados como Emiliano R. y Alejandro F., quienes conducían una Ferrari 458 Italia y una F430 Spider mientras corrían picadas en la Avenida de los Lagos del mencionado barrio ubicado en el Partido de Tigre. "Es lo que hay, de algo hay que morir", dijo, entre carcajadas y a los gritos, uno de los conductores de las impresionantes Ferrari mientras corrían a toda velocidad por el predio. 

Además, el 14 de abril de 2020, en pleno aislamiento social, una médica que había regresado desde Entre Ríos para trabajar en un hospital de la provincia de Buenos Aires para luchar contra el coronavirus, vivió una insólita situación tras salir a hacer las compras. "No me dejan entrar a mi casa porque soy medica porque estoy en contacto con pacientes con coronavirus", se la escuchó decir en un video que compartió en sus redes sociales.

En tanto, en marzo de 2020, en plena llegada del Covid-19, en Nordelta se multiplicaron las denuncian sobre propietarios que ofrecían doble pago y certificados truchos para que trabajadoras de limpieza rompan la cuarentena. Así lo dio a conocer el portal La Izquierda Diario que reprodujo el testimonio de una empleada doméstica que trabaja en el complejo y que reveló los tensos audios que intercambió con una propietaria.  

En diciembre de 2018, una trabajadora grabó el momento en el que un chofer le pide que se baje del ómnibus que brinda servicio en el barrio privado, mientras otras mujeres suben sin problemas. "Es una orden de la empresa", se le oye decir al colectivero. En noviembre de 2017, el audio de una cirujana se hizo viral al jactarse de tener superioridad "estética y moral" por sobre las "bestias" que "toman mate" en el barrio. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.