24/11/2021 11:16 Hs.
Vicente López: Descubrió que a su hija no le inyectaron la dosis y en el vacunatorio le dieron una polémica respuesta

Ocurrió en el Instituto Bignone. Una mujer que había llevado a vacunar a su hija de 7 años advirtió que la enfermera no le inyectó el liquido de la Sinopharm y cuando revisaron la basura descubrieron que la jeringa estaba llena. Primero la "trataron de loca" pero al quedar en evidencia, los trabajadores "minimizaron la situación". "Yo pude darme cuenta pero ¿a cuántos les habrá pasado lo mismo y ni se enteraron?", alertó. Desde la posta revelaron que existen "vacunadores temporales" que "aún no cuentan con sello".

A- A A+

QUÉ PASÓ

En medio de la campaña de vacunación pediátrica optativa contra el coronavirus para niños y niñas de 3 a 11 años a cargo del gobierno de la Provincia de Buenos Aires, un hecho denunciado este fin de semana largo en el municipio bonaerense de Vicente López encendió las alarmas de la comunidad vecinal. Una mujer que se acercó hasta el Instituto Bignone para completar el esquema de vacunación de su hija de 7 años vivió un mal momento al descubrir que a la pequeña no le habían inyectado la dosis de Sinopharm y tras hacer el reclamo, recibibir una insólita respuesta.

Todo ocurrió este lunes por la tarde en Instituto de Ojos, Baja Visión y Rehabilitación de Ciegos Josefina C. de Bignone. Luego de recibir el turno asignado por el Ministerio de Salud de la Provincia, Jésica Rivera acudió a este vacunatorio para completar el esquema de vacunación de su pequeña hija, quien ya había percibido la primera dosis semanas atrás en la sede de la Agrupación Central de Jubilados y Pensionados, ubicada en Munro. Sin embargo, vivió una situación inesperada luego de que su hija sea inoculada: descubrió que la enfermera no le había aplicado la dosis.

"Yo tenía a la nena sentada a upa, tal como me indicó la enfermera. Al momento del pinchazo, la mujer sacó rápido la aguja y me dijo: 'listo mami, ya está'. Yo miré toda la secuencia y en ningún momento vi que le haya aplicado el líquido de la vacuna, por eso le pedí explicaciones. La enfermera comenzó a discutirme, que como no le va a poner la dosis, que había sido rápido y por eso no me di cuenta. En ese momento hubo un entrecruce de palabras y le dije que me muestre la jeringa que acababa de tirar al tacho de basura. Y ahí nos llevamos la sorpresa", relató Jésica a LaNoticia1.com. 

En ese instante se generó un momento de tensión en la sala, donde había otras cinco familias aguardando para vacunar a sus pequeños. "A la enfermera no le quedó otra que ir hasta el tacho de basura y recoger la última jeringa que había tirado y fue ahí cuando todos vimos que la jeringa estaba llena. Casi como si no hubiera pasado nada, la mujer me dijo: 'Ah si, tenías razón, discúlpame, ahora le doy otra vacuna a la nena'. Según indicó Rivera, el episodio despertó estupor entre las familias de los niños que ya se habían vacunado, por temor a que en realidad no hayan sido inoculados.  

CÓMO REACCIONARON EN EL VACUNATORIO

"Fue un momento horrible. Primero la gente del vacunatorio me trató de loca. Y después cuando sacaron el frasco lleno de la basura no sabían donde meterse. Todas las familias que estaban ahí se quedaron dudando sobre si realmente le habían inyectado la vacuna o no a sus hijos", señaló Jésica, quien no dudó en elevar una queja. "Hablé con el coordinador del vacunatorio y no hizo más que minimizar la situación. Solamente atinó a decir que se trató de un 'error humano'. Yo le expliqué que ese error humano pone en peligro la vida de mi hija y de toda mi familia", agregó.

De acuerdo al relato de la mujer ante nuestros micrófonos, una vez descubierto que la enfermera no le había inyectado la vacuna a la chiquita, los trabajadores llamaron a un supervisor para informar que debían retirar otra dosis de la heladera. "En ese momento retiraron otro frasco y ahí si finalmente la vacunaron. El problema es que ante tanta desorganización me llenaron el cartón de vacunación sin el sello de la enfermera que aplicó la vacuna y yo de los nervios que tenía tampoco me avivé que exigirles que me lo completen", explicó en declaraciones a este portal.  

Luego de radicar una denuncia en la línea 148 y de las complicaciones que padeció para asentar un reclamo a través de los canales oficiales, Rivera decidió regresar este martes al vacunatorio para ratificar que la segunda dosis aplicada a su hija haya sido la misma que la primera, y para pedir explicaciones frente a tanta negligencia. En ese marco, y de acuerdo a un video que grabó con su celular, la mujer recibió el mismo destrato: le sugirieron que "vuelva el domingo" para hacer una queja y en tono desafiante, la invitaron a que "haga la denuncia que quiera". 

"Es increíble el nivel de desinterés que hay en el vacunatorio por intentar que lo que me pasó a mi no vuelva a suceder. Estaban más preocupados en cubrirse entre ellos que en resolver el asunto. Yo pude advertir que a mi hija no le inyectaron la dosis. Pero ¿cuántos padres vienen confiados en que sus hijos salen vacunados cuando realmente no es así? Esto no puede pasar y mucho menos con los chicos", concluyó Rivera, quien recomendó a los vecinos que al momento de acudir a los vacunatorios con sus hijos corroboren realmente que los enfermeros apliquen las vacunas. 

LA INESPERADA EXPLICACIÓN DE LA AUTORIDAD LOCAL

Finalmente, una supervisora que se presentó bajo el nombre de Mariana intervino ante el reclamo de Jésica y prometió "tomar cartas en el asunto". En esa línea, la máxima autoridad sanitaria del lugar subrayó que desde la posta no podían informar el nombre de la profesional que había atendido a la pequeña. Y explicó que ante la falta de enfermeros que se registra actualmente a lo largo de la provincia de Buenos Aires, "muchos vacunadores temporales que hicieron el curso abreviado en el Ministerio de Salud bonaerense aún no cuentan con sello". Sin embargo, garantizó que los mismos "están habilitados para realizar esas prácticas". 

LAS QUEJAS DEL INTENDENTE MACRI Y LA RESPUESTA DEL FRENTE DE TODOS  

El episodio ocurrió en Vicente López, el municipio gestionado por uno de los intendentes más críticos de la campaña de vacunación en la Provincia. Cabe recordar que meses atrás, Jorge Macri denunció que "La Cámpora se apropió de la vacuna como si fuera un volante o una propaganda política" y cuestionó a Axel Kicillof por la manera en la que administran las dosis. "Nosotros le ofrecimos por escrito al gobernador 20 centros de atención primaria, con profesionales y el ámbito apropiado pero fue desestimado por su gestión", había dicho el jefe comunal a LaNoticia1.com. 

Por su parte, el principal encargado del Plan de Vacunación de la Provincia de Buenos Aires en la ciudad de Vicente López y candidato a primer concejal del Frente de Todos durante las últimas elecciones legislativas, Lucas Boyanovsky, también dialogó con LaNoticia1.com en el pasado mes de agosto. En ese contexto, desmintió al jefe comunal: "Nosotros, por decisión de Axel Kicillof, nos encargamos de la vacunación en Vicente López. Y lo hicimos sin ningún tipo de apoyo del municipio. De hecho, lo único que recibimos fue una campaña de boicot permenente y mediática".

Durante una entrevista con este medio, el dirigente de La Cámpora valoró el sistema de vacunación en el distrito: "Hay miles de jóvenes, de pibas y de pibes, que emocionan al verlos. Siempre dicen que la juventud no quiere al país, que se quieren ir, que no entienden nada. Y el nivel de solidaridad que hemos visto de estos chicos es muy emocionante. Al igual que en Pami, no hubo un solo día que hayamos cerrado la puerta de algún vacunatorio. Y estamos contentos por haber puesto el cuerpo de esa manera y por haber ayudado a la campaña de vacunación más grande de la historia". 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.