17/06/2022 13:01 Hs.
entrevistas en ln1
Agroquímicos en Baradero: "Hay mucho miedo y angustia en las escuelas", advirtió un ambientalista local

Un estudio de organizaciones socioambientales arrojó un estremecedor resultado: Se halló un 40% de positividad de glifosato en las muestras de orina de alumnos de escuelas rurales. Mauro González, de la Red Local de Estudios Agroecológicos, alertó por el peligro: "Los plaguicidas se mueven en el ambiente, llegan al cuerpo humano y pueden tener afectaciones graves". 

A- A A+

por Aldana Farinelli

Organizaciones socioambientales de Baradero llevan a cabo la campaña “¿Qué agua tomamos, qué aire respiramos?”, la cual tiene por objetivo abordar la situación sobre los agroquímicos y su impacto en el ambiente y en la salud de las personas.

Una de las etapas planteadas fue determinar la presencia o ausencia de Glifosato y su metabolito AMPA, en el cuerpo de las personas y se confirmó la presencia de ambos en la orina.

Los resultados arrojaron un 40% de positividad del total de muestras enviadas, siendo que todas eran de alumnos y una docente perteneciente a la comunidad educativa de una misma escuela rural.

Mauro González es oriundo de Baradero, estudia Medicina Veterinaria y está diplomado en agroecología para la región pampeana. Dentro de sus trabajos busca abordar las alternativas en técnicas productivas.

En 2019, junto a un grupo de vecinos, conformaron RELEA (Red Local de Estudios Agroecológicos Baradero-San Pedro) y empezaron a involucrarse en lo que estaba pasando en la ciudad en términos de agricultura.

“Relea está conformado por un grupo bastante interdisciplinario de compañeros y compañeras que algunos viven ahí otros no, pero están pensando en retornar, hay distintas profesiones, agrónomos veterinarios, geógrafos, biólogos, investigadores del CONICET, y sobre todo, que es lo importante, productores y productoras”, señaló el joven.

¿Cómo veían en Baradero la situación con respecto a los agroquímicos que los llevaron a hacer este estudio?

En Baradero no hay por empezar ordenanza alguna, hay un vacío legal muy fuerte, es una de las únicas ciudades del norte de la provincia que no tiene ninguna legislación al respecto. Se rige con la ley provincial, pero bueno justamente la ley provincial para lo que es la aplicación terrestre que es lo más cotidiano, no tenía ningún tipo de restricción y se fumigaba sin ninguna regulación. Entonces si bien Relea se conforma para laburar Baradero y San Pedro, que es la ciudad que está ahí pegadita de manera conjunta, decidimos arrancar por Baradero porque justamente no había nada. San Pedro sí tiene una ordenanza que obviamente no se cumple demasiado, pero tiene otra situación. Baradero venía corriendo un poco más de atrás digamos, y estamos justamente peleando por una ordenanza y en el medio de esa disputa con el municipio con la Sociedad Rural y demás, largamos esta campaña para tratar de llevar un poco más de evidencia de lo que estaba sucediendo. 

¿Cuáles fueron los resultados que encontraron?

La campaña la dividimos en tres etapas: la primera era demostrar la presencia de plaguicidas en el ambiente, lo mandamos a analizar a través de Adrián Marino que es un experto en la materia, labura en la Universidad de la Plata. Mandamos muestra de suelo y agua que también llegaron hace poquito los resultados donde se constata la presencia de plaguicidas en el ambiente.  La segunda etapa era esta de los análisis de orina que fueron los más sensibles porque bueno, dieron positivo. De las 8 muestras que mandamos, 3 dieron positivo, por eso hablamos de alrededor de un 40% de positividad, en realidad el número exacto es 37 y pico en porcentaje. De ocho muestras que se enviaron, tres dieron positivas a glifosato y ampa. Ampa es el metabolito principal del glifosato entonces es un porcentaje bastante alto y preocupante. La tercera etapa es volver a mandar otras muestras al laboratorio de Inta para mandar también muestras de suelo y agua.

¿Qué problemas puede ocasionar la presencia del glifosato en el cuerpo humano?

Los estudios que hay dando vueltas de rigor científico están asociando el glifosato con malformaciones congénitas, con linfoma de Hodgkin con aberraciones cromosómicas, con posibilidad de generar cáncer, de hecho el glifosato está catalogado como posiblemente cancerígeno para humano y hay muchas cuestiones que se siguen evaluando porque lo que cuesta más evaluar en estas cuestiones es la cronicidad digamos, porque un análisis sólo, no quiere decir que los niños se están enfermando o están enfermos, pero tampoco podemos descartarlo, no lo sabemos, entonces hay que hacer un monitoreo constante de lo que sucede a lo largo del tiempo, que es lo que generalmente no se hace y lo que estamos reclamando que se empiece a hacer. Lo que sí demuestra es que hay presencia cuando no debería haberlo. Porque lo que dicen los aplicadores, o los que usan estos plaguicidas es que no hay deriva, que lo que aplican en el campo queda en el campo, entonces la consulta es ¿Cómo se explica que tenga una niña de 6 años glifosato en la orina? Te pueden decir bueno pero vive en el campo. Claro, ella vive en la ruralidad vive cercana a la escuela y vive en el campo pero la directora que también dio con presencia de glifosato en orina vive en el medio de la ciudad de Baradero. Entonces eso también es ir desmitificando algunas cuestiones. El campo concentrado a través de su poder político y económico va estableciendo como normalidades cuando en realidad es tergiversación de la realidad. Nosotros lo que estamos haciendo con esto es demostrar que los plaguicidas se mueven en el ambiente, que llegan al cuerpo humano y que pueden tener afectaciones graves en el largo plazo. Entonces obviamente algo hay que hacer, hay que regular esa actividad. Nadie está diciendo que se prohíba porque muchas veces también nos tildan de prohibicionistas a los que estamos en este rubro y nada más lejos que eso porque nosotros también queremos que se produzca, pero obviamente sin la utilización de estos plaguicidas. 

¿Cuál sería  una alternativa a la utilización de estos plaguicidas?

Una de las alternativas posibles es el fomento de la agroecología dónde no se utilizan estas sustancias sino que se utilizan otro tipo de tecnologías que se llaman tecnologías de proceso que tienen que ver con técnicas agrícolas, no es una receta sino que hay que adaptar la técnica a cada campo en particular y bueno. Hoy la agroecología está en boca de mucha gente, incluso el gobierno nacional con la Dirección Nacional de Agroecología, el ministerio de la Provincia, el ministerio de Desarrollo Agrario de la provincia tiene programas que fomentan la agroecología. Esto se está viniendo de a poco, pero bueno obviamente a la Sociedad Rural o al poder concentrado del campo no les conviene, le toca mucho los intereses sobre todo económicos, entonces hacen fuerza para que esto no avance pero bueno después también está la producción orgánica que está reglamentada por una ley nacional. Está la permacultura, la biodinámica, osea hay muchas formas de entender y de practicar la agricultura. Nosotros desde Relea fomentamos por sobre ellas la agroecología. Y bueno, ahí ya entramos en otra discusión y obviamente en otro escenario, muy amplio que lo estamos también discutiendo pero queremos primero al menos tratar de prevenir y regularizar esta situación que hoy en Baradero no tiene ninguna regularidad.

Como habitante de Baradero ¿Tienen miedo? ¿Cómo es vivir sabiendo que el ambiente y hasta el agua pueden estar contaminados?

Hay mucho desconocimiento, entonces también hay que hacer una campaña fuerte de concientización. Sin duda que con estos datos y estos resultados, ahora obviamente las familias están, si bien sabían y trabajan muchas veces con estos plaguicidas, hay un desconocimiento real. Como no se ve el efecto al corto plazo,  sino que las enfermedades aparecen capaz que en dos generaciones o en una generación de 15 años, muchas veces se desestima la posibilidad de afectar la salud, entonces se omite, se naturaliza, y hay mucho desconocimiento y mucha falta de sensibilización. Con esto ahora que está pasando en Baradero obviamente hay mucho miedo y mucha angustia por parte de las familias sobre todo más afectadas y la gente se empieza a preguntar, a cuestionar, es un poco la intención también, de que surjan algunas preguntas. En Baradero, ante la interconsulta médica, no hay profesionales que aborden está temática entonces la respuesta de los efectores de salud locales son bastante pocas y hay que salir a buscar médicos profesionales que estén abocados a este tema, que los hay por supuesto, pero bueno también es un trabajo de la familia que en realidad debería ser del municipio, brindar información clara y concreta y es lo que estamos nosotros tratando nosotros de decir. Hay incertidumbre, hay miedo y una gran falta de concientización sobre todo. 

Con estos resultados ¿Cómo seguirán abordando el tema?

Nos falta la tercera etapa , pero la idea final cuando terminamos esa es hacer un informe bien detallado que nos va a llevar estimo yo un mes más, y después convocar a los profesionales que nos fueron acompañando para hacer una puesta de cara a la sociedad en Baradero con una convocatoria amplia y abierta, convocando a todos los actores y a la comunidad para devolver todo el trabajo que fuimos nosotros haciendo, cuáles son las conclusiones y bueno, las posibilidades y alternativas que tenemos. Los resultados que vamos teniendo, los preliminares, los vamos sacando a la luz porque justamente la tarea de sensibilizar y concientizar tiene que haber arrancado ayer, entonces no podemos esperar tampoco tanto pero si la idea próxima es hacer este informe final que sea lo más clarificador posible porque bueno es un tema complejo, amplio y tenemos que tratar de ser lo más claros posibles.

¿Qué expectativas tienen con respecto a las decisiones que se tomen de cara al futuro por parte de los gobiernos? 

En Baradero estamos teniendo poca repercusión. Entendemos que se está tomando muy livianamente el tema, sin responsabilidad política, al menos lo que nosotros entendemos por eso. Está planteado un proyecto de ordenanza que aleje las fumigaciones 250 metros, que para nosotros nos parece muy poco, sobre todo para las escuelas rurales. Los estudios científicos hablan de que hay que alejar las aplicaciones 1095 metros, no es que nosotros decimos por capricho “vamos a alejarnos 500 metros, 1000 metros” no, nosotros nos basamos en la ciencia. Pasa que obviamente después eso hay que efectivizarlo en el territorio y muchas veces el municipio no tiene las herramientas por eso nuestro proyecto habla de 1000 metros pero después entendimos y dialogamos y dijimos bueno, arranquemos por 500 pero contemplemos una progresividad para en algún momento llegar a los 1000 metros que pueden ser en 6, en 10 años. Pero bueno el municipio eso ni siquiera ellos lo están contemplando. Hay bastante poca repercusión, quizás con esto ahora puedan tomar un poco más en serio el asunto.Pero bueno las expectativas hoy, te digo, son pocas y un poco tristes desde nuestra mirada. Ojalá que cambie y ojalá que no se apuren en sacar una ordenanza que no tenga ningún sentido y que no resuelva el problema, ojalá que se pueda sacar una ordenanza que sea lo más contemplativa posible. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.