11/10/2021 13:43 Hs.
Emprendedores bonaerenses crearon app de delivery enfocada en ciudades del interior: "Queremos acortar la brecha digital"

Agustín Parraquini y Tomás Espósito son dos emprendedores que dirigen una empresa de tecnología, trabajaron para AFA y Disney y crearon Vici. La app es similar a "Pedidos Ya" pero pensada para ciudades con menos de 250 mil habitantes. Proponen delivery pero también capacitación para achicar la brecha digital. Parraquini, oriundo de Tres Arroyos, dijo a Lanoticia1.com, cómo comenzó la idea con su socio: "La pandemia nos hizo volver a nuestras ciudades. Ahí dijimos: cómo puede ser que para pedir una pizza o para ir al supermercado tengas que llamar por teléfono". Su ciudad, así como Chascomús y Pringles, serán los primeros distritos donde se lanza la aplicación el 15 de octubre.

A- A A+

Por Walter Albarracín

En diálogo con LaNoticia1.com, Agustín Parraquini, ceo y cofundador de Vici, habló sobre el lanzamiento de la nueva aplicación de delivery y servicio de capacitación para comerciantes, enfocada en ciudades medianas y chicas, donde no llegan las más conocidas. El desafío profesional y el hacer tecnología para su pueblo. Cuáles son sus sueños y el proyecto a futuro.
 

-    ¿De qué se trata la app Vici?

Desarrollamos y estamos a punto de lanzar una aplicación que está enfocada en ciudades del interior de Argentina. Arrancamos con Tres Arroyos, que lanzamos el 15 de octubre, luego en Coronel Pringles y Chascomús. Y ya planeamos para lanzarlo en el partido de La Costa para que llegue en el verano.

Es una especie de “Pedidos Ya” donde permitimos a sus comercios que vendan online en sus ciudades. Lo que nos dimos cuenta es que hay una brecha digital muy grande entre el interior del país y las capitales.

Las capitales tienen grandes desarrollos tecnológicos y aplicaciones que atienden a estos mercados por el volumen de gente. Y las ciudades que tienen menos de 250 mil habitantes tienen un analfabetismo digital muy grande producto de que si bien tienen internet, porque tienen 4G, no tienen productos digitales para usarlos en esas ciudades.

Hoy hacer una compra de una pizza o una docena de empanadas a través de una aplicación en las ciudades a las que nosotros vamos es imposible. Hablo de Chascomús que está a 100 kilómetros de La Plata.

Es la oportunidad que vemos nosotros de llevar tecnología a los pueblos del interior, en un principio con una app de delivery y tenemos un plan para seguir desarrollando productos digitales que ayuden a vincular al usuario con el comercio.

Trabajamos en la construcción del vínculo digital que es la relación que tienen el comerciante y el vecino que hoy es muy analógica, nosotros poder digitalizarla. Con los datos que se obtengan, poder generar una mejor relación usuarios y comercios, y a partir de ahí brindar mejores ofertas y mayores descuentos.

 

-    ¿Esta idea surgió en la pandemia o ya lo tenían pensado, son de Tres Arroyos y Chascomús, por lo que tienen la experiencia de saber lo que es un pueblo?

Con Tomy (Tomas Espósito), mi socio que es cofundador, de Chascomús, desarrollamos una empresa de tecnología Shibily. Nos dedicábamos a desarrollar tecnología para AFA, donde creamos instituctos tecnologicos, y Disney. Siempre para compañías grandes. Y la pandemia nos hizo volver a nuestras ciudades, vivimos encerrados.

Ahí nos dimos cuenta de que no había absolutamente nada. Dijimos: cómo puede ser que para pedir una pizza o para ir al supermercado tengas que llamar por teléfono, o si querés comprar un televisor en tu ciudad tengas que salir a recorrer siete u ocho lugares a ver quién tiene el modelo que querés o para comparar precios.

Espósito y Parraquini en un evento sobre emprendimiento en el Congreso Nacional de Ciencias Económicas. (UNLP)

Ahí dijimos que teníamos una oportunidad, de hacer un cambio para nuestros pueblos y hacer un cambio en nosotros, interno, que era un desafío profesional: en vez de desarrollar tecnología para otros, hacerlo para nosotros mismos, crear un producto que sea único y llevarlos a las ciudades del interior, que era de donde nosotros somos y que entendíamos cómo era el comerciante y el usuario, que es totalmente distinta a la necesidad que tiene un vecino de Capital. Funcionan con realidades distintas. En todos los pueblos adonde vamos los comercios cortan de 13 a 16 y se acuestan a dormir la siesta.

Para que Pedidos Ya, Rappi o Glovo lo puedan entender, tienen que hacer una transformación cultural, interna, que nosotros ya la traemos aparejada porque nosotros nacimos en estas ciudades y entendemos cómo funcionan.

 

-    Si las grandes empresas no están, ¿por qué piensan que sí funcionaría?

Primero porque entendemos cómo funciona la idiosincrasia de estos pueblos, y funciona distinto, y si vivís en Capital, que alguien diga se va a dormir la siesta y abre a las 16, no es algo común.

Segundo, buscamos no ser solo una app de delivery sino agregar valor y ayudar al comerciante a que se digitalice. Ayudamos con capacitaciones y con cursos para que ellos puedan entrar al mundo digital porque quizás son comercios que nunca han tenido acceso a un sistema para gestionarse o los que han tenido no son ERP o que esté en línea, sino que son super básicos.

Pero no solo los vamos a capacitar en nuestro producto, sino en todo lo que se necesita para vender online, para tener presencia en redes sociales y para crear una comunidad digital en estas ciudades.

Porque darles la herramienta y olvidarnos sería quedarnos solo en lo meramente funcional. Vamos a trabajar junto con los comercios para que ellos aprendan a usar este tipo de herramientas y sumen un nuevo canal de ventas.

Si bien obviamente otros competidores lo pueden hacer, nosotros entendemos la idiosincrasia y vamos a ayudar y capacitar a todos aquellos que se sumen a la plataforma para que puedan sacarle el mayor provecho.

La pandemia nos ha ayudado muchísimo, todos los comercios saben que es necesario estar en línea para poder trabajar mejor con su comercio.

 

-    ¿Cuánta gente tienen dedicada a esto?

Nosotros somos ahora cinco más los desarrolladores que son cinco más. Somos en total diez personas para poder tener el producto cuanto antes. Ya estamos haciendo las pruebas con algunos comercios, cargando en Tres Arroyos, Pringles y Chascomús.

Tenemos muy buen feedback porque los comerciantes necesitan realmente que les den este tipo de herramientas para que puedan vender online y puedan gestionarse mejor. Porque hoy están recibiendo pedidos por WhatsApp, Instagram, por Facebook, y la realidad es que el mismo que te recibe el pedido es el que manda la comanda a la cocina o el que te prepara el pedido. Nuestra herramienta ayuda a facilitar la gestión de todo lo que sea pedidos que vengan offline.

A futuro nosotros la herramienta la estamos preparando para que sea de omnicanalidad, que es una herramienta única que les permite a los comercios trabajar online y offline, en su local presencial, cuando alguien viene a comprar.

 

-    ¿Ya tienen clientes que se están familiarizando con la app?

Tenemos a los primeros comercios que se sumaron a la plataforma. Si bien vamos a lanzar el 15 para los usuarios, ya tenemos a los primeros se están capacitando, aprendiendo a cómo utilizarla, cargando sus productos. Muchos les están haciendo fotos porque al no haber vendido nunca online, no las tenían. Muchos de estos comercios ni siquiera llevan el stock. Entonces ayudarlos a todo ese proceso es el trabajo que estamos haciendo ahora que es “el antes”.

 

-    Respecto al apoyo económico, de parte privada y estado, ¿cómo es?

Hicimos una ronda de inversión que fue 100% de capitales privados (se llama Pre-Seed), donde distintos inversores se sumaron, algunos reconocidos dentro del ecosistema. Aportaron para que podamos estar todo este tiempo desarrollando el producto, la estrategia comercial y de marketing.

Desde el punto de vista estatal, hace poco recibimos un Premio a la innovación y el emprendedurismo de la Universidad Nacional de La Plata, como el proyecto más innovador de la pospandemia, y allí recibimos un apoyo económico de Santander.

A priori, del Estado no hemos recibido ayuda, pero seguramente en el corto plazo nos incluiremos en algunos de los programas que están lanzando para emprendedores.

 

-    Sos joven, tenés 24 años, ¿qué soñás con este proyecto y tu futuro?

Nosotros queremos cambiar la forma en la que viven las personas en el interior, sabemos que pueden tener las mismas soluciones que tiene cualquier persona, que no solo vive en una capital de Latinoamérica sino que viva en cualquier capital del mundo, la tecnología se está transformando en un commodity, todo es más fácil de alcanzar.

Podemos llevar las mismas soluciones que tiene alguien en New York o Londres, a Tres Arroyos y Coronel Pringles, y acortar esa brecha digital. Chascomús está a 100 kilómetros de La Plata y Pedidos Ya y Rappi están hace años y no llegan. También seguir desarrollando esta tecnología en todo el interior de Latinoamérica y en estas ciudades, que la realidad es que no llega. Es necesario que estemos más comunicados.

La pandemia nos ayudó muchísimo con todo lo malo que ha tenido, ha acercado la tecnología a las personas, y como somos amantes, sabemos lo buena que es en los casos que es bien usada, lo buena y eficiente que es para mejorarnos la vida a todos.

 

 

Perfil

Agustin Parraquini

Tiene 24 años, de Tres Arroyos. CEO & Co-Founder de VICI. Creador de Shibily que trabaja en negocios digitales. Estudió la carrera de Contador Público en la Universidad Nacional de La Plata

 

Tomás Espósito

23 años, de Chascomús. CPO & Co-Founder de VICI. Creador de Shibily que trabaja en negocios digitales. Se recibió de Licenciado en Administración de Empresas en la Universidad Nacional de La Plata.

 

Página web: https://vici.la/

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.